martes, 16 de septiembre de 2008

UPDATE 2 Part 2






La historia del equilibrio con el Feng Shui

No recuerdo las fechas exactas pero fue durante la primera Hospitalización de Carlos que vino su hermana Nora un amor de mujer que me gustaría seguir teniendo cerca, la he visto dos veces en mi vida y la adoro, ella llegó acompañada de Marcela amiga suya y de la familia desde hace ya varios años, que maneja conocimiento de energías, Feng Shui y ese tipo de temas espirituales difíciles de explicar.
La intención de que Marcela viniera con Nora era que revisara a Carlos y viera que tipo de “manejo de energía” por llamarlo de alguna manera, se podía hacer en el para ayudar a que su curación fuera más acelerada y exitosa.

En fin Marcela entro al departamento y notó un olor a amoniaco que según sus conocimientos es causado por que hubo violencia dentro de esa casa, y nos indicó incluso en que paredes de la casa había sido derramada sangre, nos hizo varias preguntas sobre los antiguos inquilinos y nos advirtió que al día siguiente hablaría con todos nosotros, por que la energía negativa en el departamento había ocasionado que la enfermedad de Carlos regresara, Omar y yo nos sentimos profundamente ofendidos por que sentimos que ella insinuaba que nosotros éramos u ocasionábamos esa energía negativa, hasta la fecha no me queda muy claro a que se refería y cual era la fuente de la negatividad pero nos pidió, quitáramos papel tapiz de todas las habitaciones y que pintáramos toda la casa sin excepción, poniendo una cenefa a lo largo de la pared justo a la mitad para partir las paredes y así provocar un flujo de energías correcto dentro del departamento.
Al día siguiente ella había hablado con Carlos quien accedió al 100% a hacer todo lo que fuera necesario para corregir esto y poder poner el departamento en “orden” lo que derivó en una reunión en casa con Mom, Ximena (mi hermana, que vivía con nosotros en ese tiempo), Nora, Marcela, Omar y yo, fue un momento difícil y estresante por las diferentes posturas de todos los involucrados:

Mom: Lo que diga mi hijo es lo que hacemos y la casa se pinta color “mamey” por que Carlos dice y si no les gusta o no quieren lo hago sola o nos vamos con nuestras chivas a otro lado.

Omar: Más que escéptico acerca del tema pensaba “me estas diciendo que unas paredes recién pintadas y reacomodar mi casa va a curar a mi amigo de cáncer” y quieres que te crea? Explícame bien todo para ver si confío en lo que quiere que hagamos, y aun así después de todo lo que me digas voy a hablar con Carlos mañana para saber que es lo que realmente opina y así saber si lo hago o no.

Carlos: Si confío ciegamente en Marcela hagan todo lo que ella diga y yo me pongo en sus manos sin dudar un solo momento en lo que nos propone.

Marcela: Todo tiene que ver con las energías no me importa que no me creas, hazlo por tu amigo y verás que si funciona, yo lo puedo ayudar pero ustedes tienen que equilibrar las cosas y una bola de cosas que hasta la fecha entiendo a medias pero sonaban convincentes.

Nora: Mediadora como siempre, pensando yo le creo a Marcela a ayudado a varias personas así, hay que hacerlo no nos quita nada.

Ximena y yo: Ya hemos pasado por lo mismo por que eso hicimos en casa cuando vivíamos con mi mamá, entendemos medianamente sobre el tema y sabemos que hacerlo puede que no ayude en mucho pero tampoco será desfavorable.

Yo: Al fin vamos a quitar ese papel tapiz tan feo es un buen pretexto para deshacernos de el. Ojala Omar se calme por que luce como toro y en cualquier momento le va a arrancar la cabeza a Marcela si ella no se calla.

Al final de la conversación Omar y Mom discuten, ella lo deja hablando solo, caso cerrado “si no lo hacen, yo mañana lo empiezo a hacer sola” - dice Mom, después todos enojados estresados y agotados por tan maratónica discusión sobre energías, papel tapiz, cuarzos, 5tos cuerpos y ventanas dimensionales, no queremos hablar del tema más y yo quiero convencer a Omar de que se calme y lo haga aunque no crea en ello solo por Carlos.
Al día siguiente los dos amigos platican y Omar llega a casa tranquilo no muy convencido de que esto funcionaría pero convencido de hacerlo por su amigo.

La pintada nos llevó una semana y media aproximadamente, terminamos agotados pero al final quedo bien linda la casa, entre Carlos y yo escogimos el color, decidimos que una pared fuera color vino con la cenefa blanca y el resto de las paredes blancas con cenefa vino, en la sala y mi cuarto, para el cuarto de Carlos fue una pared color azul y el resto blancas contrastando también con las cenefas. Creo he detallado demasiado, es un poco irrelevante, pero me gusta que hayamos escogido el color entre los dos voy a subir algunas fotos del departamento para que lo conozcan nuevecito, por lo menos Carlos puso cara de admiración cuando lo vio y se puso muy feliz, lo se por que bailo mientras lo inspeccionaba ji ji.

En fin el punto es que se hizo el cambio radical se pusieron las piedritas, se colgaron los adornos, se prendieron velas en inciensos todo al pie de la letra, y no funcionó. Hoy estoy frustrada y enojada, no me molesta haber pintado ni haber hecho caso a Marcela, me molesta que haya hablado con tanta seguridad sobre la curación de Carlos, me molesta aun más que una parte de mi realmente deseara que pintura y cenefas curara el cáncer, hoy me gustaría que la salud de Carlos dependiera de cuarzos y decoración de interiores, si así fuera pintaría la ciudad entera, para poder traerlo de vuelta.

1 comentario:

Omar dijo...

I remember this whole thing, the House looks a lot better than it did before! But reading about it is very weird, brings me back to that moment, maybe I don't want to remember that chat,but I'm glad you were there with me.