martes, 16 de septiembre de 2008

Nos falto tiempo


El tiempo se nos vino encima, el Carlos se adelantó en la carrera y el sábado 13 de Septiembre me enseñó la gran lección de la que todo mundo habla pero no necesariamente entiende “no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy”.
Yo deje para mañana actualizar este blog, contar todas las historias que quería contar sobre Carlos, Mom, Omar y yo, que hoy parecen ya obsoletas, deje para mañana ver a mi amigo darle un abrazo fuerte y decirle “te quiero mucho” solo para que lo supiera, hoy es demasiado tarde y ni todo el arrepentimiento del mundo me comprará tiempo de vuelta para poder hacer todo lo que dejé “para mañana”.

Los sentimientos se agolpan en mi corazón de un momento a otro y todo lo que me rodea tiene un aire impregnado del ser de Carlos, lo que me trae sus recuerdos de vuelta y hace que mis ojos se llenen de lágrimas sin que yo lo pueda controlar. Todo pasó tan rápido que ni siquiera he tenido tiempo de empezar a extrañarlo solo se que el ya no estará aquí, pero extrañamente aun lo siento cerca, rodeándonos cada que nos queremos poner “puchi” y haciendo que recordemos por que lo queríamos tanto.

He quedado impresionada por todo el amor que dejo entre su familia y amigos, pienso que se necesita ser una persona extraordinaria para hacer eso, no estoy diciendo que Carlos no tuviera defectos, los tenía y miles! Pero como dijo su papá es lo que lo hace más perfecto. Al escuchar todas las historias que contamos la noche del sábado reunidos en mi casa me di cuenta de algo que tomo con valiosa enseñanza de vida y siempre tendré presente y es que, al final del viaje todos los títulos que obtuvo, todo el dinero que ganó, las cosas que compró los viajes que realizó etc. Quedaron en segundo plano si no es que se volvieron nulos, por que lo único de lo que hablamos fueron sus cualidades como ser humano y su capacidad de dar a las personas justo lo que necesitaban sin pedir nada a cambio, su optimismo, fortaleza y sentido del humor, una lista interminable de cosas que definitivamente son ciertas acerca de el y que aunque ser intangibles son la herencia que nos dejó Carlos y lo que más puede llenar nuestros adoloridos corazones en este momento.

Carlos, me tarde en decirlo pero no pierdo nada con tratar, espero que de alguna manera te llegue este mensaje, TE QUIERO AMIGO!! Te quiero mucho y estoy feliz de haber compartido parte de mi vida contigo y que tu me hayas dejado entrar en la tuya, te voy a extrañar mucho pero no me despido de ti por que se que nos veremos pronto así es que see you later Alligator!